Por qué debemos sujetar las sondas al suelo del silo

Portada_Los retos de 2022 para Gescaser

A mayor temperatura dentro de un silo, más posibilidades de tener hongos, insectos y, por supuesto, una menor calidad del grano.

Por ello, el seguimiento adecuado de la temperatura de un silo es clave para un buen control del cereal, ya que nos permite reaccionar rápidamente ante cualquier imprevisto que pueda afectar a su calidad.

En este sentido, para garantizar la calidad del grano, es necesario utilizar un sistema de sondas de temperatura como el que ofrece Gescaser. 

Además, la colocación de las sondas es un aspecto crucial. Si la instalación de las sondas no se realiza correctamente, será difícil controlar el estado del grano almacenado. 

¿Por qué es importante sujetar las sondas al suelo del silo?

Si quiere medir correctamente la temperatura del silo, debe garantizar que las sondas no se muevan. ¿Por qué?

Si la sonda no está sujeta al suelo, durante el llenado, puede desplazarse hacia el lateral y tocar la pared del silo, incidiendo en la lectura de la temperatura.

Veamos un ejemplo.

La siguiente imagen es la vista aérea de un silo con la ubicación de cada sonda:

 

Vista aérea de un silo

A continuación, analizamos, a lo largo de dos meses, tres gráficas pertenecientes a las sondas 4, 5 y 6.

La gráfica de la imagen 1 muestra los datos de la sonda 6. Según vemos, a principios de agosto el silo estaba lleno porque la medición de todos los sensores de la sonda son estables, independientemente de la temperatura ambiente (color negro).

En la parte izquierda de la imagen 1, se encuentra la sonda en vertical con la disposición de los sensores dentro del silo: el sensor superior es el de color gris y el sensor más bajo es de color rojo.

Siguiendo la gráfica, vemos que, un tiempo después, la temperatura del sensor superior (de color gris) varía del mismo modo que lo hace la temperatura ambiente. En consonancia, también cambian la mediciones de los sensores verde y amarillo: se empieza a vaciar el silo.

Sonda S2 -6
Imagen Sonda S2 -6

Analizando la imagen 2 de la sonda 4, vemos un comportamiento similar a la primera.

Imagen 2: Sonda S2-4
Imagen 2: Sonda S2-4

Recuerde que, por norma, un silo se vacía de manera uniforme. Ahora bien, teniendo en cuenta las dos primeras gráficas, podríamos deducir que la sonda 5 mostrará una tendencia similar. Sin embargo, no es así. 

Imagen 3: Sonda S2-5
Imagen 3: Sonda S2-5

Según las gráficas de la sonda 5, todos los sensores están en consonancia con la temperatura ambiente.

Entonces, ¿por qué las gráficas de las tres sondas no coinciden?

Aquí entra en juego la sujeción de las sondas. Y es que la sonda 5 no capta la temperatura real del grano, sino la temperatura exterior del silo

Al introducir el cereal, si la sonda no está sujeta al suelo, la fuerza del flujo de entrada del grano la desplaza hacia la pared del silo y afecta directamente la lectura real de la temperatura del grano. 

¿Cómo sujetar una sonda al suelo del silo?

Hemos visto la importancia de sujetar las sondas para que el peso del cereal no las desplace. Ahora bien, ¿cómo se sujetan las sondas al suelo del silo?

Para evitar que las sondas se desplacen en el momento del llenado, Gescaser suministra unos kits especiales de sujeción que no dañan los sistemas de barrido y extracción del cereal. 

Kit de sujeción

Estos kits son imprescindibles, ya que nos permiten obtener datos reales de la temperatura del grano. Por ello, recuerde siempre sujetarlas al suelo.

Para facilitarle más detalles sobre los sistemas de sujeción, póngase en contacto con nuestro equipo.