¿Cuál es el área de cobertura de un sensor?

Imagen de cereal dentro de un silo

En este artículo venimos dispuestos a contrastar uno de los grandes mitos existentes alrededor de los sensores de temperatura para el cereal almacenado: su área de cobertura o radio de acción.

En el mundo de los fabricantes de controles de temperatura, es muy frecuente encontrarse prospectos o reseñas donde se indica que los sensores tienen una cobertura o radio de acción de unos 2 o 3 metros. Algunos más, algunos menos.

Pero, ¿cuál de estas afirmaciones es la correcta?

La respuesta es tan simple como reveladora: ninguna.

¿Por qué?

La conductividad térmica de las semillas y los granos – su capacidad para transferir o propagar calor – es muy baja, ya que su comportamiento es muy distinto a los líquidos u otros materiales como el metal. Por ello, no se puede afirmar de manera científica que haya un porcentaje del silo cubierto por los sensores más allá del cereal o grano que está en contacto directo con el propio sensor.

Cualquier afirmación que indique que un porcentaje del silo está cubierto por sus sensores, no puede confirmarse de manera científica.

 Y, ¿cómo podemos mejorar el área de cobertura de un silo para detectar un foco de calor cuanto antes? 

Sin duda alguna, introduciendo más sensores dentro del silo. 

¿Podemos predecir dónde se va a producir un foco de calor?

Desafortunadamente, no es posible predecir dónde se va a producir un foco de calor dentro del silo o almacén. Puede ocurrir cerca o lejos de un sensor. Todos los sensores del mundo miden la temperatura del grano que está en contacto directo con el sensor y no pueden medir temperaturas de hasta 3 metros de distancia.

 

Los sensores de GESCASER no se diferencian de otros sensores en este sentido y, por lo tanto, cuando se monitoriza la temperatura, los grados que obtenemos corresponden a la temperatura del cereal que está en contacto directo con el sensor.

Una vez producido un foco de calor en cualquier parte del silo, el calor se transmite con lentitud hacia las áreas frías. Pero el tiempo que transcurre desde el inicio del foco de calor hasta que se detecta por un sensor, depende de muchos factores (tipo de cereal, cantidad de cereal, impurezas que acompañan el grano, grado de compactación, etc.).

La conductividad térmica del grano es muy baja. Para hacernos una idea, el material que tiene mejor conductividad térmica es la plata, con un coeficiente de unos 418 W/mK, mientras que los cereales como el maíz, la soja o las semillas de girasol varían entre 0.1 W/mK y los 0.3W/mK en función de su humedad. A más humedad, más conductividad W/mK. 

Tabla comparativa de la conductividad térmica de algunos materiales en W/(mK)
Tabla comparativa de la conductividad del cereal

¿Cuántas sondas y sensores necesito?

En GESCASER, fabricantes de sistemas de control de temperatura para silos, con más de 40 años de experiencia, recomendamos la cantidad de sondas y sensores teniendo en cuenta el tipo de silo o almacén y sus características técnicas (diámetro, altura…).

En función de estos parámetros determinamos una cantidad de sondas y sensores (ver gráfica).

Esquema de las sondas en función del diámetro del silo
Sondas de GESCASER
Nuestro objetivo es encontrar el punto de equilibrio entre el control total de la temperatura del silo y su coste económico. Está claro que, a cuantos más sensores, más control, pero también más precio.

En GESCASER controlamos todo el proceso de fabricación desde cero: desde la recepción de las materias primas, la producción de las sondas, su envío y la posterior instalación. Así, si el cliente lo requiere, podemos añadir tantas sondas y sensores como se desee. 

Esperamos haber resuelto algunas dudas de los sensores y su radio de actuación.

¡Que no le confundan!